Los Agentes de Feníe Energía convierten a los más pequeños en Mini Agentes

Octubre 2018


La Red de Mini Agentes surgió por la voluntad de concienciar a los más pequeños sobre la necesidad de preservar nuestro ecosistema y asegurar la sostenibilidad del planeta. Esta actividad ha sido impartida por Agentes de Feníe Energía en centros educativos de distintas localidades. El proyecto piloto comenzó en Valencia de la mano ASELEC y la actividad se ha ido extendiendo al resto de provincias de España. Esta actividad continuó en Madrid, llevándose a cabo en tres lugares: en el Colegio Cristo Rey, en la Escuela Infantil El Tomillar de Torrelodones y en Cáritas de las Rozas de Madrid.

De esta manera, los pequeños de 6 años aprendieron a cómo ser eficientes en el aula y cómo enseñar a los más mayores a ahorrar energía en sus casas. El agente se encargó de explicar los conceptos básicos para que lo más pequeños entiendan qué es la energía, por qué hay que apagar las luces de clase antes de salir o cómo reciclar el contenido de la papelera. Tras esto, realizaron algunas actividades relacionadas con el reciclaje, con la ayuda de Rayo, la mascota que enseña de manera distendida los mejores consejos de eficiencia energética.

Tanto en los centros educativos como en Cáritas ha tenido una gran acogida y los niños han participado con gran entusiasmo en todas las actividades que les proponían.

En el caso de la Escuela Infantil “El Tomillar” los niños partían con ventaja en este tipo de actividades, ya que tiene el certificado de Ecoescuela, un programa cuyo objetivo es introducir y/o fomentar la educación ambiental para el desarrollo sostenible y la gestión y certificación ambiental en centros. Por esta razón, los alumnos están acostumbrados a reciclar y cuidar el medio ambiente, por lo que nuestra mascota Rayo, tuvo unos grandes ayudantes.

Cada semana, un niño diferente lleva la medalla de “Responsable de Eficiencia”, cosa que requiere que se encargue de que se cumplan las actividades para ser más eficientes y sostenibles, con la ayuda de sus compañeros.

Tras la charla se les entregó un cuaderno de actividades y juegos, para que pudieran familiarizarse con los conceptos básicos de eficiencia energética y sostenibilidad y seguir practicando estas medidas en casa.